Imprimir esta página

Misterios Desvelados: La Reencarnación XII

La creencia en la reencarnación está resurgiendo con fuerza hoy día, y ésta, se afianza de nuevo entre todos aquellos que descubren que la muerte no existe más allá de la sepultura, y que el espíritu goza de tantas oportunidades para progresar, como golpes pueda llevar un diamante en su pulido, hasta que la costra inútil que lo cubre deje aflorar la belleza diamantina de su luz.

Unos pensarán en los pecados tan horribles que habrán cometido para que Dios los haya castigado de tal manera, o pondrán en tela de juicio su justicia, por la que unos viven sumidos en la miseria, deformes, humillados, enfermos, etc., y otros, son ricos y poderosos, gozando de una salud envidiable. Es cierto que, entre quienes se hacen semejantes preguntas pocos son los que tratan de buscar una razón coherente y sensata a dichas desigualdades. Así, dejando a un lado a los que directamente culpan a Dios de todo, la mayoría restante se conforman con achacárselo al sistema social, y así zanjan cualquier duda en su cabeza, siguiendo con su más o menos cómoda vida rutinaria evitando el esfuerzo que supone el buscar y hallar nuevas verdades.

antonio121Sin duda, el redescubrimiento de las filosofías orientales en una sociedad globalizada como es la nuestra ha ayudado a ello, pero también, porque en el subconsciente de muchas personas se ha despertado la sed de conocimiento y tratan de buscar, en medio del materialismo que asfixia nuestras aspiraciones más nobles, las verdades que siempre han permanecido ocultas y que ha llegado el tiempo de que salgan a la luz.

El ser humano parece seguir esclavizado, si no por grilletes de hierro oprimido por un cruel amo, sí por las ideologías, modas y convencionalismos sociales que, de forma atractiva, enganchan su mente al materialismo más exacerbado.

Su mente se aparta de toda idea espiritual impulsado a actuar cada vez de manera más irreflexiva y pasivamente. Los medios de comunicación minan su mente con mensajes que lo tiranizan y subyugan a ideas banales y consumistas. Sólo puede sentirse liberado aquel que lo sea interiormente, cuyo espíritu consciente tenga capacidad para decidir -sin prejuicios- lo que de verdad le conviene para su evolución espiritual. De esa forma, se sentirá tan ligero de equipaje a la hora de dejar este mundo, reduciendo el fardo que le encadena a las vidas sucesivas.

 

La reencarnación en China

En la antigua China se creyó muchísimo tiempo en la reencarnación, sobre todo en la transmigración del alma hacia estados inferiores, ya que el ser, condicionado por su trabajo y por su propia actitud, se ligaba a los reinos inferiores, tanto animales como vegetales. Y, aunque en el tiempo esta creencia se fue relegando de la doctrina de las grandes corrientes filosóficas y religiosas del milenario país, la huella inequívoca de tal creencia quedó impresa en el Taoísmo.

Fue Lao-Tse (siglo VI a de C.) considerado como uno de los grandes sabios de la humanidad, el fundador del Taoísmo, la religión más antigua de China y autor del libro Tao-te-Ching, o Libro de la Suprema Virtud, donde se recogen todos los conceptos de su filosofía. La gran influencia que provenía principalmente de la India y sobre todo del Tíbet, fue acoplándose con los preceptos morales de Confucio (551 a 479 a. De C.), y aunque se cree que éste nunca habló de la reencarnación, sus fieles seguidores creían en ella por las grandes influencias recibidas de las dos mencionadas fuentes. De ahí surgieron varias sectas que interpretaban de forma muy particular cada una de sus filosofías.

Cómo podremos apreciar en el próximo artículo. Os deseo paz y amor para todos.

                                               Antonio Hernández Lozano

Valora este artículo
(2 votos)
Antonio Hernández

Lo último de Antonio Hernández

Artículos relacionados (por etiqueta)