CUANDO EL DIABLO NO TIENE NADA QUE HACER, MATA MOSCAS CON EL RABO

Cuando el diablo no tiene nada que hacer, mata moscas con el rabo, es mejor dejar pasar y no avivar a la bestia…Total es cosa de niños, tampoco hay que darle mayor importancia, mejor que lo solucionen entre ellos, porque claro, si les reñimos a los que se meten con ella, le van a coger más manía todavía… mucho mejor no hacer nada… Que no les haga caso que tampoco será para tanto… Esa fue la respuesta de una profesora, de cuyo nombre no quiero acordarme… a la madre que fue a decirle que había un grupo de chic@s metiéndose con su hija en el colegio. Aquel capítulo perduró en el tiempo, con el consiguiente sufrimiento de la menor, hasta que finalizó el curso y con él aquella etapa escolar, afortunadamente sin consecuencias letales.

De esto hace ya unos cuantos años, porque este tipo de situaciones se han dado desde que el mundo es mundo…entonces simplemente era “meterse con… en el cole”. Ahora se llama bullyng, no todos los casos son iguales, no todos los acosos pueden llegar a ser infernales, como en todo, hay grados, escalas, en cualquier caso lo que sí es seguro es que hay una persona en situación de poder, abusando de ese poder, descargando su agresividad sobre otra persona en clara situación de desventaja, de indefensión, como este tipo de situaciones se han repetido en demasiadas ocasiones, la administración ha establecido una serie de protocolos con la sana intención de solventar de la forma más airosa posible este tipo de situaciones… probablemente sí que se solucionen muchos casos, de los que no tenemos constancia. Desafortunadamente en algunas ocasiones esto no funciona, el universo confabula y aunque se apliquen todos los protocolos correspondientes, todo falla y el menor acosado no ve más salida que acabar el mismo con su vida.

¿Cómo hemos llegado a esta situación? ¿Quién, cómo y en qué condiciones se estableció el protocolo? ¿Realmente protege a la víctima? ¿Todos los docentes están preparados y conocen los protocolos? ¿Realmente es efectivo ese protocolo? ¿Si es efectivo, cómo es que no ha funcionado?

Estas y otras mil preguntas más surgen ante el catastrófico suceso, no sé si habrá un mayor drama, pero lo cierto es que es absolutamente devastador “perder” un hijo, sean las que sean las circunstancias que han motivado el fatal desenlace, la pérdida, la impotencia, la angustia y la desesperación llegan para instalarse de forma permanente, en la casa, en el sofá, en el corazón…

Ahora ya pueden investigarse las causas de la muerte, determinar si hubo o no bullyng, si el protocolo se siguió escrupulosamente o no, qué falló… si hay que modificar algo o no… Todo eso no devolverá la vida perdida, nada podrá paliar el inmenso dolor de la madre o el padre, no habrá palabras suficientes en ningún diccionario, en ningún idioma que les sirva de consuelo, se inicia ahora el proceso de duelo, que puede durar… ¿quién sabe?? Toda la vida… Quizá un día esa familia pueda recuperar la Paz, el equilibrio, la tranquilidad y pueda encontrar la utilidad de este doloroso aprendizaje.

Y Mientras tanto…

Valora este artículo
(12 votos)
Mª Dolores Mateo

Diplomada en Relaciones Laborales.

Master en Planificación, Desarrollo Local y Empleo y Coach.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Onda 92 Multimedia es un funcional magazine informativo sobre la actualidad de Las Torres de Cotillas. Aquí puedes encontrar las últimas noticias sobre la localidad, con actualización inmediata.

 

Noticias más populares

Gala "Torreño del Año 2015"

Cynthia Cano, Carlos Fernández y Sergio Jornet, Torreños del Año8.jpg
Cynthia Cano, Carlos Fernández y Sergio Jornet, Torreños del Año5.jpg