"TIRAR LA TOALLA"

“TIRAR LA TOALLA”

Te suena este dicho? Seguro que lo has utilizado en alguna ocasión, casi todos conocemos la expresión “tirar la toalla”, que se utiliza o aplica a situaciones en las que nos rendimos, cuando abandonamos un objetivo después de intentar alcanzarlo sin éxito, dándonos por vencidos.

Pero, sabes cuál es el origen? Cuando y porqué o para qué se empezó a utilizar?

“Tirar la toalla” parece que tiene su origen en el mundo pugilístico. Cuando el entrenador de un boxeador ve que éste está al límite de su resistencia y no se encuentra en condiciones físicas de continuar, entonces tiene la opción de arrojar una toalla al aire, dentro del cuadrilátero, como símbolo de rendición y finalización del combate para evitar daños mayores o irreparables.

Sin embargo, este dicho tiene un origen mucho más antiguo y menos agresivo, relacionado curiosamente con el mundo de las termas romanas. En la antigua Roma las termas no eran sólo un sitio donde poder bañarse, sino también un lugar de encuentro y de reunión, donde poder urdir  oscuras conjuras políticas o encontrar el amor de los efebos más bellos. Parece ser que ya en el siglo I d.C. se instauró una especie de ritual entre los jóvenes que acudían asiduamente a las termas en busca de fama y riquezas y los hombres de media edad que buscaban sus favores. Después de que uno de estos jóvenes hubiese recibido una propuesta concreta, directamente o a través de amigos, se situaba frente a su pretendiente y realizaba una de estas dos acciones: o se hacía un segundo nudo en la toalla en la que iba envuelto haciendo entender que no la aceptaba o la dejaba caer ante el aplauso general de los presentes, que festejaban el nacimiento de una relación.

Volviendo a la actualidad, “Tirar la toalla”, en principio parece ser un signo con connotaciones negativas, derrotista y pesimista, pero a veces, puede ser una decisión que acarree consecuencias positivas.

Parafraseando a Napoleón: “Una retirada a tiempo es una victoria“.

Dejar de desgastarse por un objetivo puede llegar a ser una buena opción en algunos casos. Pero, lo difícil es ¿Cómo saber cuál es el momento de rendirse, de abandonar un objetivo?

Pues,  veamos… ¿Cuándo tirar la toalla?

.

Cuando estás perdiendo algo de mucho valor que difícilmente se puede  recuperar. No se trata sólo de dinero, igual o más importantes son la salud y las relaciones con los seres queridos.

Cuando hay otras oportunidades o alternativas mejores, que merece la pena aprovechar, en este caso, abandonar un objetivo para perseguir otro mejor es una decisión muy inteligente. Ahí es cuando la retirada a tiempo se convierte en victoria

Cuando te sientes tremendamente infeliz y fantaseas continuamente con algo distinto.

En definitiva, “tirar la toalla” no es algo sólo propio de los pesimistas, sino de los que buscan algo mejor en su vida.

¿Una conclusión? Si te encuentras en alguna de las situaciones descritas anteriormente, “Tirar la toalla” puede ser la mejor opción, si por el contrario, el objetivo merece la pena, si no hay una alternativa mejor y lo único que se necesita para continuar son dosis de perseverancia, paciencia, energía y esperanza no es hora aún de rendirse, LUCHA por lo que quieres, PERSIGUE y TRABAJA hasta conseguir tu meta, tu objetivo, tu SUEÑO.

Lola Mateo

Valora este artículo
(16 votos)
Mª Dolores Mateo

Diplomada en Relaciones Laborales.

Master en Planificación, Desarrollo Local y Empleo y Coach.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Onda 92 Multimedia es un funcional magazine informativo sobre la actualidad de Las Torres de Cotillas. Aquí puedes encontrar las últimas noticias sobre la localidad, con actualización inmediata.

 

Noticias más populares

Gala "Torreño del Año 2015"

Cynthia Cano, Carlos Fernández y Sergio Jornet, Torreños del Año9.jpg
Cynthia Cano, Carlos Fernández y Sergio Jornet, Torreños del Año7.jpg