¿Y SI ESTO HUBIERA PASADO EN 1980?

¿Y SI ESTO HUBIERA PASADO EN 1980?

La década de los 80, aquellos maravillosos años, “la movida de los 80”

Pues a mí que me da por pensar… y es que no dejo de preguntarme… si esta situación que estamos viviendo en la actualidad, no sólo en Murcia, no sólo en España, no sólo en Europa, sino en el mundo entero, y si… en lugar de pasar en 2020, hubiera pasado hace 40 años, en 1980…

Vamos a pararnos a reflexionar un momento, que no sé yo si esta situación de confinamiento se hubiese llevado mejor… o quizá hubiese sido mucho peor…

¿Qué tal si hacemos una comparativa? Y podréis pensar, si claro una comparativa ahora, como que a mí me va a aliviar saber si hoy es mejor vivir en una situación de pandemia, de lo que hubiera sido hace 40 años… Si es que éste es el resultado de la comparativa claro… Bueno la verdad, sinceramente, que lo mejor habría sido no tener que vivir una pandemia de esta naturaleza, ni antes, ni ahora, ni después, ojalá que nunca, pero lo cierto es que la estamos viviendo… y yo me pregunto ¿cómo o en qué hubieran utilizado ese tiempo de confinamiento, los niños, los adolescentes, los adultos…? ¿y las personas de la entonces llamada 3ª edad? ¿qué diferencias de vida hay entre esos 40 años? y ¿existe alguna ventaja de vivir una situación de confinamiento en 2020 con respecto a 1980?

Vamos a ver diferentes áreas de la vida:

ALIMENTACIÓN; Antes se cocinaba en casa, no existían los comercios de “comidas para llevar”, todo lo más, algún asadero de pollos que abría los domingos, día de la semana en la que te podías “librar” de cocinar y comprar un pollo asado/mareado… Ahora con el estrés de la vida que llevamos, el trabajo, la casa, los niños… Si es que no hay tiempo para cocinar y como tenemos, afortunadamente, muchos sitios donde comprar comida para llevar recién hecha, pues eso es lo que hacemos… Pero ¿qué nos está pasando ahora mismo? Pues que, sin más remedio, tenemos que cocinar en casa, si o si, y podemos recrearnos en la cocina guisando prácticamente todo lo que nos apetezca ya que, por suerte, podemos comprar los ingredientes que vayamos a necesitar en los supermercados y tiempo, tiempo es lo que tenemos y podemos entretenernos incluso en hacer postres caseros, flanes, natillas, bizcochos… y oye, que encima nos sentimos orgullosos/as de haberlo hecho “con nuestras propias manitas” y vamos y lo publicamos, por wasap, por redes sociales y la gente nos felicita, por lo bien que lo hemos hecho… y a nosotros se nos dibuja una sonrisita de satisfacción en la cara… Pues, todo esto hace poco más de 10 días hubiese sido impensable con el nivel de vida que llevábamos, ¡Uhh qué estrés!… y comprábamos la comida ya hecha porque no podíamos hacerla en casa… por falta de tiempo… ¡Cómo ha cambiado el cuento!

JUEGOS; Entonces a través de los juegos se desarrollaban multitud de habilidades de las que apenas éramos conscientes, se jugaba mucho en la calle, al “pillao”, al “escondite inglés”, “churro, media manga, mangotero”, a “estatua”, a la “rayuela”, al “elástico”, al “pañuelo”, a la pelota, a “la gallinita ciega” y algunos más… y dentro de casa a los cromos, a las canicas, la zompa, el yo-yo, a las tres en raya, a la baraja, el parchís, el ajedrez… Hoy en día a alguno de estos juegos se sigue jugando, otros simplemente han desaparecido… Quién se acuerda ya de los cromos o de las canicas… Se ha abierto paso a una nueva era, “los video juegos” con ordenador, Tablet, Play… que nos ofrece una amplia variedad que en aquella época simplemente no existía, (las primeras consolas en España se empezaron a comercializar en 1983), habrá más de uno, sobre todo adolescentes, que están tan enganchados a los video juegos que los primeros días del Estado de Alarma les preguntabas ¿cómo llevas el confinamiento? y te respondían con la pregunta ¿qué confinamiento?

¿Qué ha pasado? Pues que, al dedicar tanto tiempo a este tipo de juegos virtuales, perdimos por el camino también la opción de poder desarrollar esas otras habilidades manuales, corporales y mentales que debíamos utilizar para “jugar bien con los amigos” … Pero no todo estaba perdido, no… Porque para esto en la actualidad se desarrollan diversas actividades extraescolares… Pero… ¿y ahora qué? ¿A qué estamos jugando estos días en casa?

Pues mira tú por dónde, ahora tenemos la oportunidad de rescatar alguno de todos esos juegos de mesa o de calle, de desarrollar la creatividad, de recuperar aquellos juegos perdidos, aunque sea dentro de casa y de enseñarles a nuestros hijos a lo que jugábamos y, además, lo mejor de todo, ¡tenemos tiempo de jugar en familia!

LECTURA; Para los amantes de la lectura en aquella época si te pillaba que tenías libros en casa para leer, pues estupendo, pero en la mayoría de ellas había pocos libros y utilizábamos mucho la biblioteca, te hacías socio y te llevabas un libro a casa, creo recordar que podías tenerlo hasta 15 días, pero si terminabas antes de leerlo, podías devolverlo y llevarte otro… en un estado de ALARMA, no puedes salir de casa, la biblioteca está cerrada… o tienes libros en casa o no puedes leer, en la actualidad, parece ser que hay más costumbre de adquirir y tener libros propios, pero es que además, tenemos la gran suerte de poder comprar en diversas plataformas por internet y a los dos días nos llega el pedido a casa, si es que queremos el libro en papel, claro… y sino, tenemos la opción de bajarnos el EBOOK y leer en el ordenador, libro electrónico o Tablet, incluso podemos encontrar libros gratuitos navegando por la red y lo mejor ¡sin tener que salir de casa! Muy cómodo todo.

MÚSICA; La radio siempre ha sido, es y será un medio de escuchar, además de todo tipo de noticias, música y oye, que acompaña mucho, ¡viva la radio! Antes, si querías escuchar música te ponías la radio y esperabas, entre conversación y conversación, que pusieran canciones, la selección que tocara cada día, en cada momento, esporádicamente podía haber algún concurso de música y ya empezaba a haber algún canal que era sólo de música, Radio 3 nació en julio de 1979 como una sección nocturna de El Tercer Programa, tenía una duración de ¡cinco horas semanales! y a partir de las 22.00, habría que esperar a 1981, año en que se creó una emisora propia de ámbito nacional con 20 horas diarias de programación y de ahí hasta ahora se ha multiplicado exponencialmente la oferta musical.

Entonces lo que había eran radiocasetes, walkman (recién aterrizados en España y que coincidió con la moda aeróbica de 1980, haciéndose muy popular escuchar música durante los entrenamientos) y tocadiscos y si tenías algún caset o disco, pues, lo que tuvieras eso era lo que podías escuchar… Había un espacio destinado a “dedicar canciones”, se decía la canción en cuestión que iban a poner y todas las dedicatorias, por ejemplo, “a Conchita por su cumpleaños”, “a Juan por su santo” “Perico porque se lo merece” y así hasta contar todas las peticiones, ¡media hora esperando para poder escuchar una canción!… Y se podían grabar canciones de la radio, sí, pero rezabas todo el tiempo para que no hablara el locutor en mitad de la canción y tener sólo la canción para poder escucharla posteriormente… hoy en día, por fortuna, además de multitud de canales musicales de radio, tenemos diversas plataformas en internet para acceder a todo tipo de música las 24 horas del día y además gratuita, youtube, spotify… ¡Qué suerte vivir en la actualidad!

TELEVISIÓN; En 1980 había 2 canales, la 1ª y 2ª TVE y pare usted de contar, el horario de emisión era limitado, ni qué decir tiene que la programación pues, era la que era… Había un programa de que se encargaba de anunciar el final de la programación infantil, “La Familia Telerín” y daba paso a la programación adulta, si se anunciaba con “dos rombos” ya se sabía que era para mayores de 18 años, los menores, a dormir… Hubo algún que otro programa mítico que todavía hoy nos parece fascinante, hablo de “El Hombre Y La Tierra”, aunque lamentablemente Félix Rodríguez de la Fuente falleció en un accidente de avioneta, casualmente en marzo de 1980, el mundo entero lloró su pérdida, como ya existía el Telediario que nos informaba de “todo”, también nos enteramos y lloramos la muerte de uno de los músicos más célebres e influyentes de la historia de la música, John Lennon, miembro fundador de la famosa banda de rock The Beatles, y también nos enteramos de las guerras que se sufría en el mundo como la de Afganistán o entre Irán e Irak, pero aquello quedaba tan lejos...

Habría que esperar casi diez años para que empezaran a emitir Antena 3 (25 de diciembre 1989) y Tele 5 (marzo de 1990) Y desde ahí, hasta ahora en 2020, ¿canales de televisión? pues un número poco menos que infinito de cadenas con una increíble variedad de programación; noticias, documentales, concursos, películas, series, dibujos animados…y todo, ¡las 24 horas del día! Nada más que añadir…

Bueno sí, como seguro que más de uno leyendo estas líneas se habrá acordado de un programa archiconocido el “Un, dos, tres… Responda otra vez” pues decir que su primera temporada con Kiko Ledgard terminó en 1978 y hubo que esperar a 1982 para volver a verlo, presentado ya por Mayra Gómez Kemp.

EDUCACIÓN; La verdad es que en la década de los 80 hubo muchos cambios, pero si nos centramos en el primero de sus años 1980, veremos que empezaba “la etapa preescolar” de los 3 a los 5 años, que no era obligatoria por lo que la mayoría de niños empezaba la escuela con 6 años, o sea, que la mayoría de niños estaban en casa hasta los 6 años. Por lo demás, como no había medios para hacer llegar los deberes a casa, no sé de que forma se hubiese hecho, por otro lado, hoy la inmensa mayoría de las personas hemos tenido una formación de menor o mayor nivel, pero en 1980 había mucha gente, sobre todo mayor y por “mayor” me refiero a personas que ese año estuviesen rondando ya los 45 años, ellos habrían vivido su juventud en una época durísima, la guerra y la posguerra, por lo que más de uno y más de dos no habría tenido la oportunidad de poder asistir a la escuela y consecuencia de ello es que algunos apenas habían aprendido a leer y escribir, ¿cómo hubieran podido ayudar a sus hijos con las lecciones?… Se me ocurre que los hermanos mayores podían ayudar a los menores… En fin…

En la actualidad tenemos acceso a todo tipo de información sin límite, a través de diversas formas, grupos de wasap, por correo electrónico, por redes sociales y además tenemos a “SAN GOOGLE” que nos puede sacar de cualquier aprieto en cualquier momento del día. Podemos acceder a todo tipo de formaciones ONLINE, incluso formación homologada y hasta carreras Universitarias ¡Vaya qué lujo y qué adelanto con esto de la tecnología!

COMUNICACIONES; Hoy pensamos mucho en los mayores y en las personas que están solas en casa, ¿os imagináis estar solo en casa hace 40 años? Veamos, ¿qué opciones teníamos de comunicarnos con nuestros seres queridos o simplemente con cualquier persona con la que necesitáramos contactar?

1ª Opción; El correo, entonces eran las Cartas, si de esas, de las de papel… con su sobre y su correspondiente sello, entonces a los amigos o familia que teníamos lejos, les mandábamos cartas, escritas a mano, como digo, mandábamos la carta y ésta podía llegar a su destino, dependiendo de lo cerca o lejos que este fuese, en un tiempo estimado de entre una semana y tres meses… ¿os imagináis? Y claro, si había una respuesta a la mencionada carta, y si sumamos el tiempo de ida más el de vuelta, pues podemos estar hablando de entre dos semanas mínimo y de hasta 6 meses para obtener esa esperada carta de respuesta… ¡Qué horror! ¿Verdad?

Hoy disponemos de otro tipo de correo, el correo electrónico, que puede llegar al otro lado del mundo en “cero coma” y se puede tardar en recibir una respuesta, pues el mismo tiempo que nuestro interlocutor tarde en redactarlo y enviarlo. ¡Menuda diferencia! ¡si es que no hay color!

2ª Opción; Telefonía, el Teléfono fijo, que había dejado de ser un artículo de lujo y su instalación empezó a generalizarse de modo que podía haber uno en cada casa, pero claro una llamada podía salirte por “un ojo de la cara”, por lo que cuando llamabas era para preguntar si estabas bien y poco más, no creo que ninguna llamada llegase a durar ni cinco minutos… Ahora este sistema de comunicación es arcaico, pocas casas habrá ya en las que se utilice el teléfono fijo… Hoy en día lo que todos tenemos son teléfonos móviles y no uno para toda la familia, no, sino uno por persona y los llevamos encima siempre donde quiera que vayamos, vaya que se ha convertido en nuestro más fiel compañero de viaje, pero es que además existen las videollamadas, o sea que no sólo te oyes, sino que encima puedes verte, ¡qué locura!!! Eso no podía ni llegar a imaginarse hace 40 años…

3ª Opción; En 1980, si había una tercera opción, disculparme, pero yo no la conozco, bueno sí, podías ir a la casa de la persona en cuestión con la que quisieras hablar, tocar a su puerta y… A no, calla, que esto no se puede hacer estando en “estado de alarma”, pues no, no se me ocurre ninguna otra opción.

Ahora en 2020 tenemos INTERNET con multitud de redes sociales que nos permiten contactar y comunicarnos al instante con personas de todo el mundo, sean conocidas o no y otras plataformas, tipo Skype con las que podemos mantener video conferencias, casi podemos abrazar a la persona con la que estemos hablando, aunque esté a millones de kilómetros de distancia. ¡Esto sí que es un adelanto!, si es que estamos en la “Era de la Comunicación”

Como habréis podido observar a lo largo de estas líneas, parece que “podemos llorar por un ojo”, que entre las diversas necesidades que como seres humanos tenemos, una vez cubiertas las absolutamente básicas, como puede ser la alimentación, tener un hogar, luz, agua, calefacción, pasamos al siguiente plano en el que están los deseos, deseo de libertad, deseo de un mayor poder adquisitivo, deseo de… Pero antes de eso hay otra necesidad que es fundamental a nivel emocional, la de afecto, de amistad, en definitiva, la de COMUNICARNOS y ésta sí que es absolutamente imprescindible, véase la cantidad de wasap que diariamente mandamos, escritos, hablados, por video, los webinars, Telegram, los Facebook Live, Instagram, Skype, Zoom… en estos días que estamos viviendo afortunadamente esa necesidad de comunicarnos no sólo podemos, sino que la estamos realizando… y me queda una duda ¿cómo habríamos podido realizarla en 1980?… ¿Y hacer una propuesta popular tan solidaria como informar y comprometer a un país entero a salir al balcón a aplaudir todos los días a las 20:00? ¿Qué os parece? Difícil hubiese sido…

Ahí lo dejo.

Sin más comentarios, quiero recordar el estribillo de una antigua y popular canción “El baúl de los recuerdos” de Karina…

“Vive siempre con ilusión, si cada día tiene diferente color, porque todo llega a su fin, después de un día triste nace otro feliz. Buscando en el baúl de los recuerdos, uuhh, cualquier tiempo pasado nos parece mejor, volver la vista atrás es bueno a veces, uuhh, mirar hacia adelante es vivir sin temor”.

Desde la humildad y con un profundo respeto a todo el mundo, quiero recordar también un famoso dicho… “el que no se consuela es porque no quiere”.

Una última observación, aprendamos de esta situación y sobre todo ¡DISFRUTEMOS DE LO QUE SÍ TENEMOS!

Valora este artículo
(9 votos)
Mª Dolores Mateo

Diplomada en Relaciones Laborales.

Master en Planificación, Desarrollo Local y Empleo y Coach.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Onda 92 Multimedia es un funcional magazine informativo sobre la actualidad de Las Torres de Cotillas. Aquí puedes encontrar las últimas noticias sobre la localidad, con actualización inmediata.

 

Gala "Torreño del Año 2015"

Cynthia Cano, Carlos Fernández y Sergio Jornet, Torreños del Año6.jpg
Cynthia Cano, Carlos Fernández y Sergio Jornet, Torreños del Año9.jpg